El gato Chenaro

I heba una vez un gato en una casa d’un lugar. Le deciban Chenaro, e toz es diyas se’n baixaba ta una femera a fer caca e pis.

Un diya, el engalzó una rabosa e le soltó:
-¡Chenaro, te voi a minchar!

Chenaro01

E Chenaro le contestó:
– Ay, pobret, soi flaquizo de tot. No més tiengo que güesos. Mira, esta semana matarán el latón en casa. Una miqueta que me’n den e una miqueta que les ne pille, ¡me engordaré y alavez si que tendrás més carne!

La rabosa que no sabeba que fer, a la fin dició:
—Bueno, bueno, pos marcha.

A la semana tornó la rabosa per la femera, pero el gato que no i yera. Se’n fue e tornó al diya siguién, pero tampó el trobó. Chenaro que no baixaba per alí. Dica un maitín que le dio per asomarse a la casa, y el viyó que yera chetato al sol en el mirador. La rabosa le dició:
—Chenaro, ¿qué no vas agora ta la femera?
Y el gato le esbandió:
—¡No, no! ¡Agora me foi caca e pis dentro de casa!

Chenaro02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.