El chanrualla

I heba una vez una nina que se deciba Marieta. Un diya gandaniando per la Selva de San Chuan se va trobá a una bestia mui fieriza que le va soltá:
– Hola, como te dices? Yo soi el Chanrualla.
Marieta le va respondé:
– Hola, yo me digo Marieta.
– ¡Oh!¡Qué nombre mes pincho! -va contestá el Chanrualla- ¿Puez peiname ta sacame es piollos? Soi rabiando ya fa diyas y no i trobo qui me’l faya. Y si teneses bela coseta ta minchá, tamién me faría honra.
El chanrrualla se va acochá en la mandileta de Marieta. De tan a gusto que i yera, Al raté se va trespasá.

Chanrualla01

En ixas que la nina va pensá:
– ¡Mama mía, que espanto més gran! A viyé si puedo fuyí d’aquí sin que se de encuenta… Me sacaré la mandileta poquet a poquet…
Y alavez, va marchá a amagase ta casa. El Chanrualla, al rato va despertase.
– ¡Uaaaaaah! ¿An ye ixa zagaleta? Ha marchau sin decí cosa, y aquí s’ha deixau la mandileta. Le seguiré el bayo, ta sabé ta’n ha pegau. ¡Hola! ¡Y que fambre tiengo! ¡Ixa mesacha no m’ha dau cosa de minchá!
Y el Chanrualla, que va esnavesá dezaga d’ella, deciba entremistanto: – Marietaaaa, toma la mandiletaaa.
La nina, que yera mui espantá, ya feba ratos que heba tancau la puerta de casa con clau y se heba ficau en la cama. En estas que va allegá el Chanrualla.
– ¿Quí ha zarrau esta puerta? Ya puez contá que ixo me parará.
La bestia, d’un empentón, que se va foté ta’entro. A’scape va marchá cara ta las escaleras, y deciba:
– Marieeetaaaa, ya puyo la primera escalereetaa. Marieeetaaaa, ya puyo la segunda escalereetaa. Marieeetaaaa, ya puyo al rellaneeé.
Al allegar ta la puerta de la alcoba de Marieta continaba salamoniando:
– Marieeeetaaaa, ya te toco es pebeeez. Marieeeetaaaa, ya te toco la pancheta. Marieeeetaaaa, ya soy aquí… ¡ÑAAAAAM!
Y d’un bocau, se la va tragá. Asinas acaba este cuento, que dimpués de contau, per la chubinera s’ha escapau.

Chanrualla02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.